Cartas de una Madre, a la venta aquí

PULSE SOBRE EL LOGO PARA COMPRAR EL LIBRO IMPRESO CON PAYPAL O TARJETA DE CRÉDITO:paypal-botonAnte una sola de las cartas escrita por Olga Villegas a su hijo Frank León durante quince años, no existiría ronda de negociaciones entre Cuba y Estados Unidos que se resistiera. En un mundo perfecto habrían conjurado el conflicto. Las misivas exponen, en un mismo plano, alma y razones para el entendimiento como nunca antes se había hecho. En ellas, los polos geográficos aparentemente opuestos entre los que viajan las cartas son interpelados sin otro tamiz que la necesidad universal de concordia y reencuentro.

El libro ‘Cartas de una madre’ enhebra la cotidianidad de una madre cubana con las añoranzas de su hijo radicado en Miami, a través de cartas escritas domingo tras domingo. Las creaciones del autor de este libro, Juan Carlos Roque García, son conocidas por la cocción a fuego lento de cada proyecto —audiovisual, periodístico o literario— que emprende.

Esta historia epistolar de Olga y su hijo teje un resumen de ideas, de imposibilidades, de impotencia y de esperanzas recogidas por el propio periodista hace ya diez años en La Habana, cuando la contó primero en radio y luego en documental audiovisual hasta llegar a convertirla en un libro transmedia, para que el lector tenga la posibilidad de escuchar, ver y leer el relato.

El libro se vende también en formato Kindle en Amazon o a través de este enlace PayPal:
paypal-boton

Anuncios

5 comentarios sobre “Cartas de una Madre, a la venta aquí

Agrega el tuyo

  1. Acabo de leer Cartas de una madre, de mi amigo periodista Juan Carlos Roque, un proyecto periodístico radial que ha terminado en libro. Me ha gustado. Para mí, como madre dividida, igual que Olga y tantas y tantas, como nosotras, ha resultado fuerte. Es la historia escrita, que no pensamos hacer nunca, pero Olga la hizo, contra viento y marea, es el día a día de una madre que decidió, seguir con su hijo, codo a codo, hasta su final, el de ella. Yo que viví esa etapa, me resulta un tanto triste, leer lo que nos tocó y hoy nos toca, porque ha cambiado poco el panorama en mi país. Por otra parte, me doy cuenta, que con Cartas de una madre, caigo, en todo lo pasado y que increíblemente, no nos dábamos cuenta, de la vida que se iba en ese torbellino consciente-inconsciente, en el que hemos estado los cubanos.
    Este libro ha sido para mí sorprendente, es sencillo, claro, es Olga su vida día a día, sus problemas, sus alegrías, su amor a sus hijos, su continuidad, después que ya no está, el ejemplo de una generación con educación, cultura, y luchando para sacar la familia adelante, una madre como todas, los hijos y la familia por encima de todo.
    Juanca, te felicito, por encontrarte con Olga Villegas y realizar un trabajo tan bonito y enseñarnos la belleza enérgica de lo cotidiano.

    Me gusta

  2. Acabo de leer el libro. Las últimas páginas entre lágrimas. A continuación escuché el audio y por último visioné el video, porque no quería separarme aún de Olga Villegas. No es una anciana que cuenta sus achaques y visitas al médico, es una persona con una fortaleza de espíritu y una educación, cuya actitud ante la vida debería servirnos de inspiración a todos. Este libro es también un pedacito de historia de la Cuba de hoy, de la que nos ha tocado vivir. Y sobre todo un merecido homenaje a esa gran señora. Gracias y felicidades por este trabajo, Juan Carlos Roque.

    Le gusta a 1 persona

  3. Gracias Olga Martínez Mir por este comentario que agradezco en nombre de Olga y su hijo Frank Leon. Si el libro ha dejado en ti esa sensación es porque se trata de una historia de vida. El mundo está necesitado de que nos compartamos expriencias como estas.
    Como bien dices, se trata de una madre que no pedía nada y que amaba a su familia por encima de cualquier circunstancia. Y eso la hace muy especial. Ojalá que otras personas se animen a leerlo.

    Me gusta

  4. Una historia conmovedora que me ha enamorado de Olga Villegas: una gran madre, una gran mujer, una gran persona. Muchas gracias a Juan Carlos Roque por haberse dado cuenta de que Olga es también una escritora auténtica, capaz de retratar personajes (miembros de su familia o amigos) cuyas peripecias seguimos con interés de una carta a otra, de expresar pensamientos y sentimientos en un estilo propio, de reflejar la dura realidad de Cuba desde la perspectiva de un ciudadano común y corriente. De las cartas que Olga escribió a su hijo exiliado he aprendido mucho más cosas de Cuba que de mil artículos o estudios de periodistas o analistas. Pude ver semejanzas y diferencias con la Rumania de la época de Ceausescu. Igual que en Cuba tuvimos libretas de alimentos, un teléfono compartido con los vecinos de todo un edificio, las permutas de una casa a otra, pero también es cierto que había mucho menos libertad. Una madre de aquí no habría podido escribir a su hijo exiliado cartas con tantos detalles de la vida diaria, tampoco habría podido escuchar emisoras de radio extranjeras por onda corta porque era considerado un delito contra la seguridad nacional. Lo hacíamos pero a escondidas. Quiero decir con esto que es un libro que puede interesar a mucha más gente que a los cubanos. Muchas gracias también al hijo de Olga, Frank León, por haber aceptado compartir con nostros las cartas de su madre cuyo destinatario somos ahora todos los lectores.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Sitio web ofrecido por WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: